Descripción del proyecto

Visita nocturna al tejado Berachico y Cerco de Artajona

Atardecer desde el tejado de Berachico | Visita nocturna al Cerco de Artajona

Una nueva propuesta para las noches de primavera y verano en el Cerco de Artajona, para poder disfrutar desde el tejado Berachico, de la Iglesia de San Saturnino, con el silencio y la magia de la noche, de las vistas que nos ofrece las murallas iluminadas y poder divisar el atardecer desde un lugar privilegiado.

La visita concluye con una degustación de pastas y vino de Artajona.

  • Duración del tour: 1.30 h. aprox.

  • Sábados y Domingos
    20.30 h.

  • Grupos hasta 18 personas (grupos más grandes consultar fórmulas en info@rutasvivamus.com o en el 617 189 957)

  • Precio por persona IVA incluido: Adultos 6,50 €  | Infantil (de 6 a 13 años): 4 €

  • La visita incluye degustación de vino y pastas de Artajona que se servirá a la conclusión.

  • Guía Privado (guía oficial en Navarra y guía oficial de Punto de Información Turística PIC del Ayuntamiento de Artajona

COMPRUEBA FECHAS DISPONIBLES Y RESERVA TU VISITA CON UN SOLO CLICK

RESERVAR VISITA

¿Tienes dudas o problemas con la reserva? Llámanos al 617 189 957

¿Qué vas a ver?

Situada en la zona alta de la localidad, es la fortificación medieval mejor conservada de Navarra y un Bien de Interés Cultural con categoría Monumento Histórico Artístico. Accedemos al cerco por el Portal de San Miguel, que ya nos hace bucear hasta los tiempos de la Edad Media. En la entrada nos encontramos con la Iglesia Fortaleza de San Saturnino.

La iglesia conjuga armónicamente con la fortaleza y es su complemento más logrado. El arquitecto del siglo XIII la concibió primordialmente como templo: un gran prisma rectangular de armónico volumen. Contrafuertes exteriores  enmarcan los ventanales, denunciando los cinco cuerpos de la única nave, amplia y esbelta, cubierta con bóveda de crucería sobre columnas adosadas y fasciculadas , cuyos capitales han desaparecido en su mayor parte.

Habida cuenta de que la iglesia ocupaba el corazón del baluarte amurallado, el constructor la convirtió genialmente en el reducto militar céntrico y director de la fortaleza. Para ello adoptó una solución original: alzando los muros laterales de la nave a mayor altura que el extradós de la bóveda, habilitó sobre ellos un paseo de ronda, defendido por un antepecho guarnecido  de troneras.

El sistema de captación y almacenamiento de aguas fue diseñado previamente a su construcción ejecutándose con la intención de que el edificio fuera un gran artefacto o máquina recolectora de agua, además de una iglesia y una fortaleza lo convierte en un edificio singular, y para muchos, único en el mundo.

Para contemplar este famoso lugar, se asciende hasta la parte más alta de la Iglesia y también de toda la localidad de Artajona. Sus 77 peldaños construyen un escalera con una altura de unos 4 pisos.

Este punto servía como punto de vigilancia para tener control de los movimientos del enemigo musulmán. Aquí, debido a que se alzaron los muros laterales de la iglesia, se construyó un paseo de ronda para permitir que los soldados pudieran vigilar al enemigo en todas las direcciones. 

La techumbre de la nave (los artajoneses la llaman Beráchico) ha  llegado en su traza primitiva, original: las lajas de piedra descansan directamente sobre la plementería de la bóveda, adoptando su forma y permitiendo así la comunicación rápida con cualquier  punto del paseo de ronda. Vierten las aguas al exterior por medio de gárgolas o van por un canal exterior de piedra al aljibe existente bajo el pavimento del último cuerpo del templo.

Entidad asesora y colaboradora