El majestuoso Palacio Real de Olite, es uno de los mejores conservados del país y famoso por su belleza. Conocemos hoy algunas de sus curiosidades para entender mejor este lugar que hará las delicias de los visitantes.

Se construyó por la vanidad de Carlos III

El castillo de Olite fue construido para convertirse en la obra más emblemática de Carlos III “El Noble” y es considerado uno de los castillos medievales más lujosos de Europa. El monarca quería que el castillo fuese digno de admiración y así demostrar su poderío económico. Su construcción se llevó a cabo sobre una fortaleza del S.XIII, que a su vez se erigió sobre unos restos arquitectónicos romanos con unas obras que fueron todo un derroche para levantar un castillo del que se decía que «tenía tantas habitaciones como días tiene el año.»

Lujo y fiestas

En su peculiar configuración se palpa la influencia de la arquitectura francesa y de la decoración mudéjar. El rey hizo que los maestros artesanos encargados de la obra viajaran con él a Francia y a Castilla para contemplar los palacios más espléndidos del momento. Esta abundancia económica resultó en un castillo extravagante, de estilo gótico, a base de torres, estancias, galerías, jardines y patios construidos con los más nobles materiales y acabados con una profusa decoración. Un palacio con mucha vida en el que se celebraban grandes fiestas, torneos de caballería, espectáculos artísticos y corridas de toros.

Es conocido en todo el mundo y aparece en la literatura de Bécquer y en una obra del British Museum

El museo más famoso de Londres expone el diario de un viajero alemán del siglo XV en el que escribió que “no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso y de tantas habitaciones doradas como el castillo de Olite”. Sin duda quedó prendado por la belleza del castillo. De entre los cientos de miles de turistas que ya lo han visitado, figuran también muchos ilustres como Gustavo Adolfo Bécquer que impresionado por el castillo y apenado por el mal estado del lugar, escribió un ensayo para evocar las viejas glorias del Olite medieval.

Es uno de los conjuntos góticos más importantes de Europa

La superficie del castillo ocupa un tercio del casco histórico medieval de todo el pueblo de Olite. Una obra espectacular que llama la atención por su excelente estado de conservación y que es considerado como uno de los conjuntos civiles góticos de mayor interés de Europa.

133 peldaños para ascender a su torre más alta; la del Homenaje

Para disfrutar de unas bellas vistas que permiten ver toda la Ribera Navarra y divisar hasta el Moncayo, ya en Soria, es necesario ascender 133 peldaños para encaramarse a la Torre del Homenaje, la más alta del conjunto, que alcanza los 40 metros de altura.

Jardines verticales inspirados en Babilonia

El lujo y la ostentación en la construcción del Castillo de Olite alcanzó sus jardines verticales, inspirados en los famosos de Babilonia. Se pretendía que el jardín trepara por uno de los muros y ofreciera una imagen de frescura, exotismo y abundancia. Se plantaron plantas y flores de todos los lugares y el jardín creció hasta alcanzar los 20 metros de altura. Para soportar su peso y que el muero no venciera, se levantó la Sala de los Arcos que actúa como contrafuerte para soportar el peso de las plantas.

Un zoológico en palacio

Los monarcas para demostrar su poderío y lujo, solían coleccionar elementos exóticos traídos de todo el mundo. También era costumbre la colección de animales exóticos nunca vistos en el lugar. De este modo Carlos III mandó traer animales de todos los lugares conocidos como leones, camellos, jirafas, etc. para deleite de sus visitantes, creando así un auténtico zoológico. También era considerable la colección de aves exóticas que se cobijaban en el Patio de la Pajarera dentro de un aviario creado a tal fin.

La nevera medieval

En una de las alas del castillo y visible desde la torre Ochavada se levantó, a modo de nevera, un «pozo de hielo» gigante de piedra y forma semiesférica que cuenta con un pozo de ocho metros de profundidad donde se conservaban los alimentos bajo nieve traída de las montañas. Viandas de todo tipo para abastecer los banquetes que los reyes obsequiaban a los visitantes y a la corte.

Incendiado a propósito en la Guerra de la Independencia

El estado deplorable que denunciaba Bécquer en el siglo XIX  comenzó con el incendio provocado en 1813 por el general Espoz y Mina para impedir que los franceses pudieran tomarlo y hacerse fuertes en un lugar tan estratégico. A principios del siglo XX la Diputación Foral de Navarra comenzaron los planes de restauración que no comenzaría hasta 1937.

Cuenta con un Parador Nacional

El conjunto palaciego estaba formado por dos palacios que aun separados, formaban un conjunto conocido como el castillo. El llamado Palacio Nuevo se construyó en el siglo XIV y fue reconstruido durante el siglo pasado. Junto a él, se levantaba un palacio mucho más antiguo que databa del siglo XII y del que solo se conservan los muros y las torres. Actualmente alberga un Parador de Turismo.

Visita Olite con Rutas Vivamus

Rutas Vivamus lleva muchos años descubriendo a visitantes y grupos escolares estos dos lugares únicos. Adaptamos la visita a las necesidades del grupo para que disfrute al máximo. Puedes hacerlo en familia o con tus amigos. El castillo de Olite hará las delicias de los más pequeños. Si eres un centro escolar, tenemos visitas y excursiones especialmente diseñadas para los más pequeños. Haz tu reserva online o llámanos al 617 189 957 y disfruta de este lugar único.

Vivamus News

Si deseas recibir información sobre nuevas rutas y tours, novedades y contenidos acerca del turismo de Navarra y La Rioja, suscríbete a nuestro boletín